Historia de la Iglesia
Predicar el Evangelio en el este


“Predicar el Evangelio en el este”, Historias mundiales: Austria, 2019

“Predicar el Evangelio en el este”, Historias mundiales: Austria

Predicar el Evangelio en el este

Durante el curso de la historia de la Iglesia, Austria ha tenido una función importante en la divulgación del Evangelio restaurado por toda Europa. Desde el principio, personas de otros lugares encontraron el Evangelio cuando vivían en Austria. Por ejemplo, el primer converso polaco que se conozca, Adalbert Cholewa, se unió a la Iglesia en Austria en la década de 1880. Františka Brodilová, que se unió a la Iglesia en Viena en 1913, tuvo éxito en su pedido de que la Iglesia abriera una misión en Checoslovaquia varios años después de su regreso a Praga.

Imagen

Misioneros de la Misión Austria Viena Este con miembros de la Rama Zagreb, Yugoslavia (Croacia) en 1988

Luego de la Segunda Guerra Mundial, los santos austríacos adoraban en el borde de la “Cortina de hierro”, entre las democracias de Europa occidental y los regímenes comunistas de la Europa del este. Aunque en ese momento la libertad religiosa estaba severamente restringida en Europa oriental, los santos austríacos se preparaban para un futuro más brillante. En la década de 1970, los santos austríacos se esforzaron por compartir el Evangelio con los trabajadores invitados de Yugoslavia, y apoyaron sus esfuerzos por establecer una misión en Yugoslavia. En 1987, la Iglesia creó la Misión Austria Viena Este para difundir el Evangelio en los países de la Europa del este, incluidos Checoslovaquia, Hungría, Yugoslavia y Polonia. La responsabilidad de la misión pronto se amplió más hacia el este, a países como Bulgaria, Rumania, Ucrania y Rusia. Desde Viena, en un momento importante se establecieron las bases de la Iglesia en Europa oriental. En 1989 cayó el Muro de Berlín, y hacia 1992 la obra de la Misión Viena Este estaba hecha, ya que se estaban abriendo nuevas misiones en toda la Europa del este.