Éxodo 19

Antiguo Testamento Guía de estudio del Antiguo Testamento para el alumno


Moisés se encontraba en el Monte Sinaí cuando el Señor lo llamó para liberar a los israelitas del cautiverio egipcio (véase Éxodo 3). El Señor prometió a Moisés que después que sacara a los hijos de Israel de Egipto, ellos servirían “a Dios sobre este monte”, o sea, Sinaí (Éxodo 3:12). Tras el milagro del Mar Rojo, Moisés escribió un cántico en el cual decía que el Señor había guiado a los israelitas fuera de Egipto para que estuvieran en Su “santuario”, que es “en el monte de tu heredad” (Éxodo 15:17).Desde el momento en que Moisés recibió el llamamiento de profeta, parte del plan de Dios era encaminar a los hijos de Israel al Monte Sinaí, un lugar que el Señor había hecho santo. De acuerdo con Doctrina y Convenios, Moisés trató de llevar al pueblo a la presencia del Señor por medio de las ordenanzas del sacerdocio (véase D. y C. 84:19–24). En la actualidad, diríamos que Él deseaba llevarlos al templo para recibir poder de lo alto. Para Moisés y los hijos de Israel, el Monte Sinaí era un templo, un lugar donde el Señor podía darse a conocer a Su pueblo. Recuerda esto al leer Éxodo 19.
Israel camped at Sinai

La comprensión de las Escrituras

Éxodo 19

Especial tesoro (vers. 5):

“‘pueblo único’ o ‘de Su exclusiva posesión [de Dios]’” (Russell M. Nelson, “Los hijos del convenio”, Liahona, julio de 1995, pág. 38).

Santifícalos, santificó, santifiquen, santifícalo (vers. 10, 14, 22–23):

Hacer santos, puros y limpios.

Término (vers. 12):

Límites.

Guardaos (vers. 12):

Tengan cuidado.

Haga en ellos estrago (vers. 22, 24):

Un gran daño.

Éxodo 19—El Éxodo simboliza nuestra jornada de regreso a la presencia de Dios

El siguiente diagrama muestra una reseña del peregrinaje en grupo de los hijos de Israel y cómo ese viaje simboliza el que nosotros hacemos cuando buscamos regresar a la presencia de Dios.

chart

El mundo

El bautismo

El Espíritu Santo

El viaje por el mundo para llegar a ser Dios

El templo

El reino

La tierra de Egipto

El Mar Rojo

La nube y la columna de fuego

El desierto

El Monte Sinaí

La tierra prometida

Límites o restricciones que se imponen para mantener a la gente fuera de la presencia de Dios hasta que sea digna.

El estudio de las Escrituras

Activity A iconMoisés asciende y desciende del Monte Sinaí

El capítulo 19 de Éxodo contiene el relato de las tres veces que Moisés ascendió el Monte Sinaí y después descendió de él. Moisés subió al Monte Sinaí para hablar con el Señor y después bajo del cerro para dar a conocer al pueblo la palabra del Señor. Al mismo tiempo, Moisés trataba de preparar al pueblo para que pudiera alcanzar la dignidad suficiente para también subir al monte y comunicarse con el Señor. El siguiente diagrama te puede ser de gran utilidad para organizar el capítulo; para ello, haz un esquema de los viajes de Moisés en los que ascendió el Monte Sinaí y luego descendió de él.

Haz un resumen de lo sucedido en cada una de las ocasiones mencionadas anteriormente. Lee en Éxodo 20–23; 24:1–8 qué sucedió durante la siguiente vez que Moisés subió al Monte Sinaí.

chart

Primer viaje

Segundo viaje

Tercer viaje

Versículos 3–6

Sube a Sinaí

Versículos 7–8

Baja al pueblo

Versículos 9–13

Sube a Sinaí

Versículos 14–20

Baja al pueblo

Versículos 20–24

Sube a Sinaí

Versículo 25

Baja al pueblo

Activity B iconLa preparación para entrar al templo

El élder J. Ballard Washburn, de los Setenta, dijo: “No podemos ir a la Casa del Señor si no somos dignos, pues si lo hacemos, recibiremos el castigo de Dios. Porque Dios no puede ser burlado” (“El templo es un asunto de familia”, Liahona, julio de 1995, pág. 12).

  1. Anota los principios que Moisés y el Señor predicaron, según el relato que se registra en Éxodo 19, que hagan hincapié en la importancia de lo que el élder Washburn enseñó.

  2. ¿Por qué es importante ser digno antes de entrar al templo? (véase D. y C. 97:15–17, donde encontrarás importante ayuda al respecto).