Tomar sobre nosotros el nombre de Cristo es un proceso que consiste en incorporar Su carácter y, en definitiva, Su amor, a nuestro ser. Su nombre no es simplemente uno entre muchos, sino que tiene un poder singular y esencial para salvar.
Vivir el Evangelio

Video: Tomar sobre nosotros el nombre de Cristo

11/25/22 | 1 min de lectura
Comprometerse a hacer lo que Él haría.

Cuando tomamos el nombre del Salvador sobre nosotros por medio del bautismo, la Santa Cena y las ordenanzas del templo, significa que escogemos seguirlo, tratar de hacer lo que Él haría y tener caridad —el amor puro de Cristo— en nuestro corazón caridad.

Comentarios
0