Scripture Stories
Vivir el Evangelio

Aprende de Jonás, no te puedes esconder del Señor

11/23/22 | 1 min de lectura
Un pensamiento sobre los libros de Jonás y Miqueas

La vida de Jonás nos enseña una valiosa lección: cuando el Señor te da un llamamiento, no huyas de él. ¡Te puede tragar una ballena!

Bueno, seguramente no, pero siempre hay consecuencias por desobedecer al Señor o ignorar nuestras responsabilidades; tarde o temprano, nuestras decisiones salen a luz.

Aquí hay otra lección importante de Jonás: ¡Siempre podemos arrepentirnos! La mayoría de nosotros no lo haremos en el vientre de un pez (si eso te ocurre, ¡escríbenos y cuéntanoslo!). Podemos arrepentirnos cada día mientras oramos y hablamos con Dios, mientras nos esforzamos un poco más por ser un poco mejor. Podemos sentir la dulce paz que viene de brindarle a Dios lo mejor de nosotros mismos; ese sentimiento de felicidad es una señal de que se nos ha perdonado.

Por cierto, ¿sabías que algunos eruditos del Evangelio han sugerido que el tiempo que Jonás pasó en el vientre del pez es un símbolo del tiempo que pasó el Salvador en la tumba antes de resucitar? Gracias al sacrificio del Salvador, ¡cada uno de nosotros tiene la oportunidad de arrepentirse y renacer espiritualmente cada día!

Un gozoso viaje

¿Puedes pensar en una ocasión en la que cometiste un error, pero luego lo arreglaste y te sentiste mucho mejor? Esta nueva perspectiva es la razón por la que el arrepentimiento es una gran bendición. Agrega la historia a tu diario.
Comentarios
0