Blog del Canal Mormón

    Seamos autosuficientes

    24 de junio de 2016

    La autosuficiencia se define como la capacidad, el compromiso y el esfuerzo para proporcionar el bienestar espiritual y temporal de nosotros mismos y de nuestras familias.

    Me gustaría hablar de la autosuficiencia a través de la educación ya que "la gloria de Dios es la inteligencia". (Doctrina y Convenios 93:36)

    A fin de avanzar plenamente en esta vida, tenemos que hacer todo lo que podamos para obtener inteligencia. Hemos sido bendecidos con curiosidad y con la capacidad de pensar y razonar, porque hay cosas que Dios necesita que sepamos con el fin de desarrollar nuestra propia mente y para continuar Su trabajo en la tierra.

    El élder Russell M. Nelson, ha declarado: "Debido a nuestra relación sagrada con cada intelecto humano, consideramos que la obtención de una educación es de gran importancia y es un componente vital de la sabiduría”.

    Recordemos que el aprendizaje espiritual y secular van de la mano y que con ese conocimiento, podemos llegar a comprender por qué estamos en la tierra y cuál es nuestro propósito.

    “buscad diligentemente y enseñaos el uno al otro palabras de sabiduría; sí, buscad palabras de sabiduría de los mejores libros; buscad conocimiento, tanto por el estudio como por la fe”. (D. y C. 88: 118).

    Como hijos de Dios, los hombres y las mujeres necesitan estudiar y aprender no sólo el Evangelio, sino también las cosas del mundo, de manera que puedan mantenerse por sí mismos y a sus familias.

    Chieko Okazaki dijo una vez:  “Debemos desarrollar dos dones: el don de la fe y el don del estudio y al máximo de nuestra capacidad. Tenemos que valernos tanto del estudio como de la fe para ser autosuficientes...Mi fe me dio más fortaleza para buscar conocimiento por el estudio. No me es posible separar el adquirir conocimiento por el estudio del adquirir conocimiento por la fe. Los dos me llegan al corazón, me iluminan la mente y me animan a prestar servicio”.

    A muchos  nos es difícil encontrar nuestra vocación, sin embargo al adquirir educación, tiene más influencia el deseo personal que la institución académica a la que se asista y tenemos la promesa de Dios que con el estudio y la fe no vamos a ser derrotados y siempre lograremos salir adelante.

    Para ver los videos que te pueden orientar sobre cómo lograr una formación académica u obtener un certificado de capacitación, haz clic aquí.