Jesús limpia la mercadería mundana de los patios del templo para así poder mantener el templo como un lugar santo.
Vivir el Evangelio

Jesús visitó el templo antes de morir

11/25/22 | 1 min de lectura
¡Y puso algunas cosas en orden!

Imagínate que solo te queda una semana de vida. ¿Adónde irías? ¿Qué harías? ¿Estaría un templo en tu lista de destinos?

Así fue para el Salvador; lo cual no es una sorpresa, porque las experiencias con el templo estuvieron entretejidas a lo largo de Su vida desde el principio. Jesús fue llevado al templo cuando era bebé, donde un hombre y una mujer lo reconocieron como el Mesías. Más tarde, regresó al templo cuando era joven y enseñó a quienes estaban adorando allí.

Durante la semana antes de morir, Jesús regresó al templo de Jerusalén una vez más. Echó fuera a las personas que estaban comprando y vendiendo cosas. Él ayudó a quienes que estaban sufriendo. Luego fue a quedarse en casa de Lázaro, María y Marta.

Leer más:

Para reflexionar

¿Por qué son importantes los templos? ¿Algún templo es especialmente significativo para ti o para tu familia?

Nota: Esto es parte de una serie sobre la semana previa a la resurrección del Salvador.

Comentarios
0