Church members
Vivir el Evangelio

¿Juzgamos y rechazamos, o damos una cálida bienvenida?

01/20/23 | 1 min de lectura
Podemos aprender mucho del ejemplo del buen samaritano

¿Recuerdas la historia del buen samaritano que se encuentra en Lucas 10? El samaritano ayudó a alguien que había sido golpeado y dejado al lado del camino, aun cuando se suponía que esa víctima era su enemigo cultural.

Jesucristo nos pide que también tratemos a los demás con bondad, especialmente cuando eso se refiere a dar la bienvenida a todos en la Iglesia. La vida trae golpes y tormentas, ¡pero la Iglesia debe ser un refugio!

Así que, la próxima vez que alguien “diferente” aparezca en la Iglesia, no lo juzgues, sino mejor, dale la bienvenida con los brazos abiertos. Elige ser el samaritano.

Dar la bienvenida. Perdonar. Ser bondadoso. Incluir. ¡Es lo que haría el samaritano y lo que haría el Salvador!

Haz lugar

¿De qué modo puedes ser más inclusivo en la Iglesia? Ponte una meta que te ayude a tender la mano a los demás con amor.

Nota: Esto se tomó del discurso “Lugar en el mesón” de la Conferencia General de abril de 2021.

Comentarios
0