A True Story from a Sexual Abuse Victim
Vivir el Evangelio

La prevención y recuperarse del abuso o maltrato son importantes

01/10/23 | 2 min de lectura
Aquí se encuentran recursos de la Iglesia sobre ambos temas.

En la conferencia general más reciente, los líderes de la Iglesia se pronunciaron enérgicamente en contra del abuso o maltrato.

“Permítanme ser perfectamente claro: cualquier clase de abuso o maltrato hacia mujeres, niños o cualquier persona es una abominación para el Señor”, dijo el presidente Russell M. Nelson. “El Salvador no tolerará el abuso ni el maltrato, y como Sus discípulos, nosotros tampoco podemos hacerlo”1.

Para ayudar a prevenir el abuso o maltrato, la Iglesia:

  • Requiere que aquellos que trabajen con niños o jóvenes de la Iglesia completen la capacitación “Cómo proteger a los niños y jóvenes”.
  • Ha establecido pautas que requieren que al menos dos adultos estén con los niños o jóvenes en todo momento, a fin de prevenir situaciones en las que pueda ocurrir abuso o maltrato.
  • Requiere que los obispos llamen a una línea de ayuda cuando se enteren de que ha ocurrido un abuso o maltrato. Los asesores y abogados que participan en esta línea de ayuda pueden guiar al obispo a través del proceso de informar del abuso o maltrato a las autoridades civiles, y en lo que sea necesario llevar a cabo para ayudar a las víctimas y prevenir más abuso.
  • Marca las cédulas de miembro de las personas que han sido condenadas por abuso o maltrato para que no se les pida que ayuden con ciertas asignaciones o llamamientos.
  • Publica artículos en revistas de la Iglesia, como este, para alentar a los miembros a hacer de la prevención una prioridad.

La Iglesia también proporciona recursos para la recuperación del abuso o maltrato, tales como:

  • Ayudar a las víctimas a conectarse con servicios profesionales de asesoramiento y terapia.
  • Mantener un sitio web oficial de la Iglesia llamado abuse.ChurchofJesusChrist.org, el cual incluye historias de esperanza, recursos para los padres y más.
  • Publicar artículos de revistas de la Iglesia, como este, que incluyen relatos de sobrevivientes.

Si tú o un ser querido ha sufrido abuso o maltrato, debes saber que no estás solo. Eres un preciado hijo de Dios, y no tienes la culpa de esas experiencias. Mereces respeto y bondad.
No te rindas. Pide ayuda. ¡Las cosas mejorarán!

Corre la voz

¿Conoces a alguien que podría beneficiarse de visitar abuse.ChurchofJesusChrist.org? ¡Ayuda a correr la voz acerca de estos recursos de la Iglesia!

Notas
Encuentra una declaración oficial de la Iglesia sobre el abuso o maltrato aquí, incluso una infografía sobre cómo prevenirlo, informar al respecto y abordar el asunto.
1. De “¿Cuál es la verdad?” Conferencia General de octubre de 2022.

Comentarios
0